Cómo empezar a correr sin odiarlo (Running para principiantes)

Cómo empezar a correr sin odiarlo (Running para principiantes)

26/01/2019 5 Por derunning.net

Correr es algo que sabes que deberías estar haciendo y que, hasta ahora, no has hecho. Todo el mundo sabe que correr ayuda a quemar calorías, a adelgazar, a tonificar los músculos y a mejorar la condición física. Tú también lo sabes. Aun así, no lo haces. Quizás un día te dio el puntazo, te calzaste las zapas y saliste lanzado a la calle o a la cinta de correr con ganas de comerte el mundo. Y después… Nunca más se supo.

¿Por qué le pasa esto a tanta gente?

En realidad se trata de una serie de cosas, pero el mayor problema es que correr es “un trabajo duro”, sobre todo al principio . Es increíblemente exigente para el cuerpo, requiere enormes cantidades de energía y es algo a lo que la mayoría de las personas no están acostumbradas en absoluto. En este post, veremos cómo superar esos obstáculos.

¡A tope!

El gran problema en muchos casos es que las personas que empiezan a correr lo hacen con demasiada ambición. En lugar de comenzar gradualmente, se ponen en marcha por primera vez y tienen la intención de correr grandes distancias y quemar toneladas de calorías.

Lo que olvidan es que esto es algo completamente extraño para sus cuerpos. No están acostumbrados a correr ningún tipo de distancias ni a regular el ritmo de carrera. Simplemente, no tienen experiencia. La mayoría de personas nos pasamos 8 horas al día o más en un trabajo en el que no se nos requiere correr. Aun siendo un trabajo físico (limpiar piscinas, trabajar en la obra, cargar y descargar cajas, etc.) no conozco ningún trabajo en el que correr sea un requisito indispensable. Y aun lo es menos en los trabajos de oficina, en los que hay que pasarse sentados en la misma posición y escribiendo frente al ordenador o respondiendo llamadas todo el santo día. La verdad es que, en general, no nos esforzamos mucho y por este motivo no es de extrañar que no podamos correr. Simplemente, no estamos entrenados para ello.

Además, si a ello le añadimos el hecho de que muchos de esos días en el trabajo son estresantes y agotadores, cuando llegas a casa ¿a quién le quedan ganas de jugar con los niños? ¡Pues mucho menos de salir a correr!

Y si alguna vez logras salir, lo que sucede muy a menudo es que te esfuerzas hasta tal punto que correr resulta desagradable, agotador y odioso. Al día siguiente no te puedes ni mover. ¡No es de extrañar entonces que ya ni te plantees salir a correr como mínimo tres veces a la semana!

¿Cuál es la solución?

La respuesta es dejar de esforzarse tanto y no esperar demasiado de tu propio cuerpo.

En lugar de tratar de ver resultados inmediatos, el objetivo es empezar poco a poco y centrarte en aprender a correr y pillarle el gusto. Puedes salir con un amigo, puedes ir solo y simplemente ir pensando en tus cosas o ponerte tu música favorita. La cuestión es desconectar. ¡Haz que sea tu momento!

A continuación, te presento un plan de 4 semanas que funciona. ¿Y cómo sé que funciona? Porque a además de haberlo utilizado exitosamente con cientos de nuevos runners, lo utilicé con la persona más anti-running que jamás había conocido; mi hermano Jose (un hombre al que solo había visto “correr” para ir a la nevera o impedir que le quitasen la mesa en el MacDonald’s). Pero un inesperado día, con la crisis de los 40, el metabolismo ralentizado y los números de la báscula subiendo como si no hubiese un mañana, decidió que debía empezar a cuidarse (¡Nunca es tarde!). Además de cambiar su “no-dieta”, sabía que tenía que empezar a moverse. Entonces se acordó de que tenía un hermano runner; servidor. El plan que le hice a él en su momento es el que te muestro a ti aquí y ahora. Síguelo y te aseguro que no solo te resultará un proceso menos traumático, si no que lo más probable es que te resulte agradable e incluso que te acabe gustando correr.

Nota impactante (para mí, mi familia y todos los que conocen a mi hermano): Hay domingos por la tarde en los que Jose me llama para salir a rodar un rato y bajar así los excesos del finde. Simplemente, ¡UNBELIEVABLE!

Tu plan de entreno

Semana 1:

3 días no consecutivos. 3 min. caminar 1 min. trotar x 3 veces. Total: 12 minutos.

Semana 2:

3 días no consecutivos. 2 min. caminar 2 min. trotar x 4 veces. Total: 16 minutos.

Semana 3:

3 días no consecutivos. 1 min. caminar 4 min. trotar x 4 veces. Total: 20 minutos.

Semana 4:

3 días no consecutivos. 10 min. trotar + 3 min. caminar + 5 min. trotar + 2 min. caminar. Total: 20 minutos.

Consideraciones

Ten en cuenta que cuando te hablo de trote, me refiero a un ritmo de carrera en el que te sientes cómodo/a e incluso puedes mantener una conversación. No vamos a entrar aun en temas de pulsómetros, ritmos cardíacos y pulsaciones máximas, porque como ya he comentado el objetivo básico en esta primera fase es simplemente empezar a correr, conocer tu cuerpo, adquirir fondo físico y detectar posibles molestias. Si tuvieses algún tipo de molestia, no dudes en ir a un médico o especialista. ¿No querrás lesionarte la segunda semana?

Es por ello que lo que sí que te recomendaría encarecidamente es que te compres una buenas zapatillas de running. No me salgas ahí afuera con un calzado malo o ideado para andar u otros deportes, porque lo más probable es que acabes lesionado/a. Tampoco hace falta que te gastes un dineral (no eres un pro, todavía;). Pero por un precio asequible puedes encontrar un buen par de zapas seas hombre o mujer que estén diseñadas para correr.

New Balance 574v2, Zapatillas para Hombre New Balance Fresh Foam Kaymin, Zapatillas de Running para Mujer

Si bien puede que no te parezca mucho, este entrenamiento inicial es suficiente para comenzar a introducirte gradualmente en el mundo de la carrera. Y si lo haces, verás como no solo tu cuerpo te lo agradecerá; tu mente también lo hará.

Para acabar…

Así que ya sabes; apaga Netflix, calzate las zapatillas de running y sal ahí fuera a mover el body. Eso sí, con cabeza. Como se suele decir: “Despacito y buena letra”. Ah! Y cuando llegues a casa después de tu carrerita, te hayas duchado y hayas comido algo ligerito, entonces ¡ya te has ganado el poder ver un par de capítulos, tres o siete de tu serie favorita!

¡Hasta pronto!

 

Sígueme y regálame un like 😉
error